MATERIAS
  • Introducción al Nuevo Testamento

Es la colección de 27 libros inspirados, escritos después de la resurrección de Jesús, a través de ellos conocemos a Jesús y la vida de la Iglesia en sus inicios.

Todo el N. T. gira alrededor de esta “Buena Noticia”: Jesús de Nazareth, nacido de María, por obra del Espíritu Santo, es el Salvador, el Mesías, el Hijo de Dios y Hombre verdadero; ha muerto y resucitado para dar a los hombres una Vida Nueva, para enseñar el camino que conduce a la verdad de nuestra vida y de nuestro destino, que es la gloria del Padre, junto a Cristo Jesús.

Jesús no escribió nada de su vida ni de su doctrina. Dijo: “Vayan y anuncien la Buena Noticia a todas las gentes, para que todos los pueblos sean mis discípulos”. El N. T. fue: predicado, vivido y celebrado. Cuando las primeras comunidades vivían y celebraban la fe en Cristo, y los testigos oculares de la vida y palabra de Jesús iban desapareciendo, se sintió la necesidad de poner por escrito esa fe y esa predicación de los apóstoles y discípulos, por lo que el N. T. fue entonces el resultado de la fe y predicación de las primeras comunidades cristianas. Este hecho es importante porque nuestra fe no se fundamenta sólo en la Biblia escrita, como lo hacen los protestantes.

 

  • Evangelios Sinópticos y Hechos

Los evangelios sinópticos (Mt, Mc, Lc) son aquellos que narran históricamente los hechos y dichos de Jesús. Se llaman sinópticos porque tiene un contenido similar entre ellos y se los puede comparar. El texto de Lc tiene una continuidad en Hechos de los Apóstoles. En Hch se narra la historia de la Iglesia primitiva, su proceso de crecimiento y sus primeros anuncios de la salvación a los pueblos del Imperio Romano. Tanto los sinópticos como Hch expresan la correlación entre Jesucristo y la Iglesia.

 

DOCENTES

Ing. Norbeto Pauta Tene

 

Lic. Ángel Ruque

Buscar

Nuevo Testamento

Citas Bíblicas

Contáctenos