Lunes de la XX semana del Tiempo Ordinario

Del evangelio según san Mateo 19,16-22:

…Se acercó uno a Jesús y le preguntó: “Maestro, ¿qué tengo que hacer de bueno para obtener la vida eterna?” Jesús le contestó: “¿Por qué me preguntas qué es bueno? Uno solo es Bueno. Mira, si quieres entrar en la vida, guarda los mandamientos…” Palabra del Señor.


En el evangelio de hoy, Mateo presenta el encuentro entre Jesús y el “joven” rico; en la versión de Lucas no es un joven sino un hombre dignatario (18,18), y en Marcos se desconoce, ¿quién será?, sin duda se trata de un hombre adulto (10,17). Por lo general, no hay jóvenes ricos materialmente, que tenga tantas posesiones…; gracias al trabajo, su profesión y con los años que irán adquiriendo sus propios bienes.

 

La pregunta del hombre es sabia, pudo haber pedido: ¿qué hago para tener más bienes? Su petición va más allá, le preocupa la vida eterna, la casa del Padre. Así tienen que ser nuestras suplicas, no solo pedir cosas materiales, esas vienen por añadidura porque el Señor ya sabe lo que necesitamos, es bueno insistir en la paz, la unidad, la misericordia…y los bienes sobrenaturales…,además Jesús corrige la pregunta porque el hombre piensa que solo por “hacer y hacer” las cosas y obras ya estamos salvados y olvidamos el fundamento: que el Padre envió a su Hijo para que muriendo en la cruz nos salve y así se cumplió su voluntad; hemos sido salvados por la sangre de Cristo. En el plan de salvación Él ya cumplió su parte, nos falta la nuestra: acoger la redención, abrazarla…; la vida de Cristo se nos comunica en la Iglesia a través de su Palabra, de la Eucaristía, los Sacramentos, los mandamientos, las obras de caridad… Aunque parezca que lo hemos cumplido todo por la fe en Cristo Jesús, existe algo que debemos hacer: desprendernos del mundo material y riquezas vanas y compartir con quienes lo necesitan: “vende y dáselo a los pobres” (v.21), esto no lo hizo el joven rico porque había puesto su corazón en las riquezas. El encuentro del joven rico con Jesús no tuvo buen fin porque a pesar de que el joven cumplió a cabalidad los mandamientos, se fue triste, no quiso compartir sus bienes, su apego a las riquezas lo mantenían esclavo. Preguntémonos: ¿Quién vive en nuestro corazón? ¿Cuál es nuestra riqueza?...

 

Que la virgen María nos acompañe.

Y la bendición del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

P. Walter Ramírez

DIRECTOR EBT

 

Cápsulas Informativas de Biblia y Teológía

Estudiantes y seguidores de la Escuela Bíblica Teológica de la Diócesis de Loja reciban un afectuoso saludo. La EBT, les acoge y exhorta a participar continuamente y con ilusión en la formación de su persona y de su fe. La misión de la Iglesia requiere con ahínco de fieles preparados para dar razones de su esperanza. Juntos, entre profesores, tutores y estudiantes, haremos de nuestra Iglesia un espacio de conocimiento, amistad y fraternidad. Con el gozo de ir mejorando, procuraremos ofrecerles suficientes servicios en los próximos cursos académicos. La gracia y la paz de parte de Jesucristo estén con ustedes.

Escuela Bíblica Teológica

¿Qué razón tengo para seguir creyendo?

La Palabra de Dios te invita a descubrirlo.

La Pastoral Bíblica Teológica de la Diócesis de Loja te invita a un nuevo Ciclo de Estudios en Modalidad Semipresencial y Virtual  Abril/Agosto

Inscripciones Abiertas.

¡Unete a ésta iniciativa!

Tef. (593)07-2588277/2561039 ext 127

info@pastoralbiblicaloja.org

Acceder aquí

Nuevo Testamento

Citas Bíblicas

Contáctenos